jueves, 5 de noviembre de 2009

La reina de la mala suerte

Vereis. Hoy iba yo al instituto, desde casa de mi abuela. Mi padre me recogería en la puerta. Entro en el ascensor y le doy al bajo. Todo normal hasta que, de pronto, se para. Se supone que ya estaba en el piso cero, porque es lo que marcaba. Pero la puerta no habría. Le doy al botón para abrir las puertas, y me encuentro entre el piso cero y el uno. Me pegué un susto...
Luego, le doy al tres, y me quedó entre el tres y el cuatro. Yo, toa acojonada, me pongo muy nerviosa, y decido volver al séptimo, que allí es donde vive mi abuela y Rosa, la presidenta en funciones. Y cuando para... puedo abrir la puerta. Por el séptimo es el último piso, y por tanto, no puede quedarse parado entre el séptimo y el octavo (es de lógica).
Así que bajo por las escaleras.
Y eso que mi padre no llegan. Y son las ocho y veinte y ya han entrado hace cinco minutos. Al final, veo el coche rojo, pero viene por el lado contrario que normalmente.
Y es que resulta que ya había venido, y que habían pensado que yo me había ido sola. Fueron a buscarme (mi padre y mi hermana, que la pobre ahora por mi culpa también tiene que levantarse pronto, pero eso es otra cosa...) y habían dado la vuelta para tomarse el desayuno a casa de mi yaya. El caso es que llegué a las y veinticinco y me cayó la bronca padre.
Pero ahí no acaba. El caso es que voy a sacar el estuche... y me lo encuentro todo manchado de zumo. Primero es necesario describirlo. Es un estuche normal y corriente, pero como está lleno de rotuladores (quienes me conocen saben que me gusta pintar), también tiene manchas de tinta de rotulador. Están secas, sí... Pero al mojarse con el zumo, chorreaba zumo con tinta color verde moho.
Y peor aún... llevaba el móvil en el mismo bolsillo que el zumo. Lo bueno es que no está estropeado, pero en cuanto llegué a casa lo limpié pieza por pieza para que dejara de estar pegajoso.

Llevo un día de puta madre. Y eso que aún no ha acabado...

3 comentarios:

thebloginfraganti.blogspot.com dijo...

jajaja, pobre de ti...yo me quedo en el ascensor parado y muero afixiado... yo los dos primeros meses (excepto una semana y pico de octubre) llegaba tarde y hasta k la maestra no me dijo que como llegara tarde otra vez me ponia un parte yo me ac*****...
te leo

Nayara dijo...

Yo el miércoles también tube un día batante..Asqueroso!
Aishh... ya lo contare en m,i blo un día de estos...
Besos, y que no te vuelva a pasar!
Ahora me paso por tu otro blog, haber si hay suerte y tenemos una entrada nueva!

SiLviA=) dijo...

ami una vez tambien me paso algoasi con el ascenson.
bueno ya nos contaras como as acabado el dia.
*Happy Silvia*